Período «moderno» (1852-1980)

Vocaciones “ven y sígueme”

Período moderno

Biblioteca franciscana

En 1847 el Papa Pío IX, con el Breve apostólico Nulla celebrior, restableció la sede patriarcal latina en Jerusalén. En el Breve apostólico se recordaban los obstáculos que habían impedido hasta entonces al Patriarca Latino residir en Jerusalén y, dado el cambio general de la situación, restablecía el ejercicio de la jurisdicción del Patriarca latino, obligándole residir en Jerusalén. La Custodia de Tierra Santa sigue desarrollando su misión providencial en favor de los Santos Lugares y multiplica sus actividades en beneficio de la población presente en la zona donde opera. En lo que se refiere a los santuarios se registran las siguienes adquisiciones: en 1867, la Sierva de Dios, Paolina Nicolay, dona a la Custodia el santuario de Emaús; en 1875, se adquiere la VII Estación de la Vía Dolorosa; en 1878, el santuario de Naím; en 1879 se concluyen los acuerdos para el santuario de Caná; en 1880 se adquiere el santuario de Betfagé; entre 1889 y 1950, la Custodia consigue el derecho de propiedad de la V Estación, del Dominus Flevit, de Tabga, de Cafarnaúm, del Campo de los Pastores, junto a Belén, del Desierto de San Juan Bautista, del Monte Nebo, del lugar del Bautismo de Jesús a orillas del río Jordán, de un pequeño local cercano al Santo Cenáculo y de Betania.
Pero, sobre todo, durante este período la Custodia de Tierra Santa desarrolla la reconstrucción parcial o total de los santuarios. Hasta entonces se trataba, con frecuencia, de modestas capillas, sin pretensión alguna. Los medios económicos y las resistencias sociales no permitieron hacer más. Fundamentalmente desde comienzos del siglo XX, los franciscanos intentaron interpretar el sentimiento común de los fieles que, justamente, exigían que sus santuarios tuvieran la adecuada dignidad que requiere la devoción. Recordamos, entre estas múltiples actividades inmobiliarias las siguientes construcciones: en 1901, la basílica de Emaús; en 1919-1924, la basílica de la Agonía de Getsemaní; en 1921-1924, la de la Transfiguración sobre el Monte Tabor; en 1952-1953, el nuevo santuario de Betania; en 1953-1954, el del Campo de los Pastores, cerca de Belén; en 1955, el del “Dominus Flevit”, en la ladera del Monte de los Olivos; en 1955-1969, la basílica de la Anunciación de Nazaret.
Todavía en este período asistimos a episodios de sangre derramada por los frailes, como ocurrió el año 1860 en Damasco con la persecución desencadenada por los drusos contra los cristianos del Líbano y extendida después a Siria y Damasco. La persecución nació a causa del decreto firmado en París, en 1856, por el sultán Abd el-Mayid, con el que dicho sultán reconocía la igualdad entre todos sus súbditos sin distinción de raza ni religión. La persecución provocó cerca de siete mil muertos, entre ellos el fraile beato Emmanuel Ruiz y sus compañeros mártires. Otro caso de martirio se da en Turquía, el año 1895, cuando fue asesinado fray Salvatore Lilli, uno de los mártires que ha sido canonizado.
El clima histórico de este período se puede comprender bien con la lectura de la crónica de un suceso luctuoso sucedido en Jerusalén en 1901 cuando, como consecuencia de la entrada en vigor del Status quo, se sucedieron escenas de tensión. En aquella ocasión se trataba del derecho a barrer la plaza contigua a las escaleras que permiten el paso a la conocida como capilla de los Francos. Los monjes griegos agredieron a algunos frailes, hiriéndolos gravemente con piedras que habían sido acumuladas en las terrazas que rodean la plaza.
Finalmente, en 1920, a causa de la persecución contra los armenios, murieron en manos de los turcos tres sacerdotes y dos frailes.
Se concluye esta síntesis histórica de la Custodia de Tierra Santa con las palabras de la Exhortación Apostólica Nobis in animo, del Papa Pablo VI en 1974: “No sin un diseño providencial, los sucesos históricos del siglo XIII llevaron a Tierra Santa a la Orden de los Hermanos Menores. Los hijos de san Francisco están, desde entonces, presentes en la Tierra de Jesús de forma ininterrumpida para servir a la Iglesia local y para custodiar, restaurar y proteger los Santos Lugares cristianos. Su fidelidad al deseo del fundador y al mandato de la Santa Sede ha estado con frecuencia ratificada con hechos de extraordinaria virtud y generosidad”.

Calendario

25/10/2018 CELEBRACIONES DEL DÍA

Diócesis de Jerusalén: Ntra. Señora Reina de Tierra Santa

01/11/2018 CELEBRACIONES DEL DÍA

Todos los Santos

02/11/2018 CELEBRACIONES DEL DÍA

Fieles Difuntos. S. Salvador 9.00 Misa Cementerios M. Sión: 10.00

25/11/2018 CELEBRACIONES DEL DÍA

Jesucristo Rey del Universo. Belén: 10.00 Misa solemne

01/12/2018 CELEBRACIONES DEL DÍA

Belén: 11.30 Ingreso (Custodio) - 13.45 Vísperas - 14.15 Procesión - 15.30 Oficio y Procesión

2011 - © Gerusalemme - San Salvatore Convento Francescano St. Saviour's Monastery
P.O.B. 186 9100101 Jerusalem - tel: +972 (02) 6266 561 - email: custodia@custodia.org