La bula de Papa Clemente VI

Vocaciones “ven y sígueme”

Constitución jurídica de la “Custodia de Tierra Santa”

A los queridos hijos, el Ministro General de la Orden de Frailes Menores y el Ministro Provincial de la Tierra de Labor, salud y bendición apostólica.

Bula de Papa Clemente VI

1- Damos gracias al Dispensador de todas las mercedes y lo ensalzamos porque inflamó en tan ardiente devoción y celo de la fe a nuestros carísimos hijos en Cristo, el rey Roberto y la reina Sancha de Sicilia, distinguidos en honrar al Redentor y Señor nuestro Jesucristo, pues no cesan de obrar con infatigable desvelo cuanto redunda en alabanza y gloria de Dios y en veneración y honor del Santo Sepulcro del Señor y de otros Lugares Santos ultramarinos.

2- Hace poco tiempo, en efecto, llegó a nuestra Sede Apostólica una agradable notificación de parte del rey y de la reina, es decir, que ellos con grandes gastos y penosas negociaciones han obtenido del Sultán de Babilonia (el cual ocupa el Sepulcro del Señor y otros Lugares Santos de Ultramar, santificados por la sangre del propio Redentor, con grave ignominia de los Cristianos), el permiso para que los frailes de vuestra Orden puedan residir de modo permanente en la iglesia del mencionado Sepulcro y celebrar con solemnidad allí dentro Misas cantadas y Divinos Oficios; que se encuentran ya en aquel lugar algunos frailes de dicha Orden; y que el mismo sultán, además de esto, concedió al rey y a la reina el Cenáculo del Señor, la capilla donde el Espíritu Santo se apareció a los Apóstoles, y otra capilla donde Cristo, después de su resurrección, se manifestó a los Apóstoles en presencia de Tomás; y que la reina construyó un lugar o convento en el Monte Sión, en cuya superficie están, como se sabe, el Cenáculo y las dos capillas mencionadas. Ella, en efecto, desde hace un cierto tiempo ha intentado mantener allí continuamente, a sus expensas, a doce frailes de vuestra Orden para celebrar los Divinos Oficios en (la iglesia del) el Sepulcro, junto con tres personas seglares para atender a los mismos frailes y para remedio de sus necesidades.

3- Por eso la dicha reina, en cumplimiento de su piadosa devoción y la del rey en este asunto, Nos suplicó humildemente que interviniéramos con nuestra autoridad apostólica a fin de proveer a aquellos Santos Lugares con (el envío de) frailes devotos y domésticos idóneos hasta (alcanzar) el número antedicho.

4- Nos, por tanto, aprobando el pío y loable propósito de los dichos rey y reina, y su devota intención digna de la bendición divina, y queriendo secundar de manera favorable sus votos y deseos en esta parte, a tenor del presente (Breve) concedemos a todos y cada uno de vosotros plena y libre facultad de llamar, ahora y en el futuro, a vuestra presencia, por autoridad apostólica y a instancia de los recordados rey y reina, o de alguno de ellos o de sus sucesores, después de haber oído el parecer de los consejeros de vuestra Orden, a hermanos idóneos y devotos (tomados) de toda la Orden hasta (completar) el número señalado.

5- Y concedemos también que, dada la importancia del ministerio, a los que consideréis más aptos para el servicio divino les deis destino tanto en la iglesia del dicho Sepulcro del Señor como en el Cenáculo y en las capillas mencionadas, después de obtener información -de los Ministros Provinciales de la Provincia de la Orden en la que han de ser reclutados temporalmente esos Frailes- acerca de las cualidades de los Frailes llamados, y los enviéis a aquellas partes de Ultramar; y en el caso de que alguno de ellos cause baja, cuantas veces sea necesario, se dé licencia para que residan en aquellas tierras otros frailes que los sustituyan.

6- Os concedemos también la facultad de obligar, después de una llamada, a los (frailes) que se opongan, por medio de censuras eclesiásticas (no obstante cualquier prohibición apostólica o estatutos contrarios de la misma Orden, reforzados por solemne certificado, por aprobación apostólica o por cualquier otra convención, o sea, si por la Sede Apostólica se concedió a algunos, en general o en particular, la exención de incurrir en entredicho, suspensión o excomunión, por letra apostólica que no haga mención de modo pleno, expreso y literal de semejante indulto).

7- Nos queremos que, cuando estos mismos frailes así designados se hallen (en las regiones) de Ultramar, estén solamente bajo la obediencia y gobierno del Guardián de los frailes de dicha Orden del Monte Sión y del Ministro Provincial de Tierra Santa, en todo lo que es de su competencia.

Papa Clemente VI
Dado en Avignon, el 21 noviembre 1342, en el año primero del pontificado.

Calendario

04/03/2017 CELEBRACIONES DEL DÍA

Naín: 10.00 Misa - S. Sepulcro: 13.30 Ingreso 14.50 Procesión solem.– 23.40 Vigilia

05/03/2017 CELEBRACIONES DEL DÍA

Iº Cuaresma. S. Sepulcro: 8.30 Misa solemne

11/03/2017 CELEBRACIONES DEL DÍA

S. Sepulcro: 14.00 Ingreso y Procesión solem.– 23.40 Vigilia

12/03/2017 CELEBRACIONES DEL DÍA

IIº Cuaresma. S. Sepulcro: 8.30 Misa solemne

15/03/2017 CELEBRACIONES DEL DÍA

Dominus Flevit: 16.00 Misa solemne

2011 - © Gerusalemme - San Salvatore Convento Francescano St. Saviour's Monastery
P.O.B. 186 9100101 Jerusalem - tel: +972 (02) 6266 561 - email: custodia@custodia.org